Arranquemos de una vez, por favor

Miguel Jiménez

El hastío y el hartazgo, la indignación y el pesar, la histeria y la historia que llevamos a rastras en estos meses que son años andan ya consumidas por acumulación y aplastamiento. Les juro que a estas alturas no quedan ni ideales, ni principios, ni sueños, ni ambiciones, ni mucho menos prioridades.

| 8 enero 2020 - Actualizado a las 05:20h
Lo único que palpita ahora bajo este marasmo asfixiante es el deseo de que, sucedido lo sucedido ayer, por fin arranquemos, de que arranquemos de una puñetera vez en este país una nueva legislatura, por Dios, YA, de verdad, como sea, pero YA, y si tenemos que despeñarnos o santificarnos, si nos vamos a suicidar o glorificar pues qué quieren que les diga, ahora mismo que salga el sol por Antequera y póngase por donde quiera.Es que, se lo confieso, ya da igual el ministro o la ministra, si está a...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión