Acceso Norte y ferrocarril

Cuando los políticos son asesorados por profesionales de la política y no por profesionales de la logística, las soluciones al Acceso Norte del Puerto de Valencia pueden convertir una gran solución en un gran desastre.

| 13 agosto 2019

El desconocimiento de los múltiples factores que permiten a nuestro puerto ser líder del Mediterráneo hace que la toma de decisión sobre las inversiones necesarias para continuar el imparable crecimiento que estamos viviendo pueda provocar el fin de este liderazgo. Las decisiones deben ser llevadas a cabo por equipos profesionales y debidamente preparados

Muy posiblemente nadie le ha dicho a nuestro alcalde, Sr. Ribó, que el ferrocarril no llega ni a Onda, ni Alcora, y mucho menos a Lucena del Cid, tres poblaciones de las muchas con las que cuenta Castellón, con empresas productoras de azulejos y sus derivados, donde solo llega el camión.

Tampoco le han comentado a nuestro alcalde o a nuestro presidente, Sr. Puig, que una parte muy importante de la mercancía que sale de nuestro puerto es azulejo y productos relacionados y esta mercancía se tiene que cargar dentro de unas cajitas que se llaman contenedores y que estos contenedores primero hay que recogerlos vacíos y están en el Puerto de Valencia y su zona de influencia.

Según ellos, la solución al Acceso Norte se llama ferrocarril. Creo entender que quieren un túnel desde Sagunto, o a saber por dónde, hasta el Puerto de Valencia, donde circule el ferrocarril con las cajitas llenas de azulejos hacia el puerto y cajitas vacías hacia Sagunto porque habrá que reponer.

Señores, lo que la comunidad logística necesita es un acceso que reduzca los gastos del camión, que actualmente tiene que realizar 30 kilómetros de más al tener que circular por la V-30, desde su inicio hasta Puzol, con la consiguiente reducción de emisiones.

Por ejemplo, diariamente 1000 contenedores de azulejos x 30 km de más (diferencial) x 260 días = 7.800.000 km realizados de más al año = 2,5 millones  de litros de combustible = 11.000 jornadas de conduccion.

Lo que la comunidad logística necesita es que uno de nuestros principales músculos exportadores, el azulejo, tenga incluso más volumen y mayor participación y eso lo conseguiremos reduciendo costes.

Lo que todavía no entienden es que nuestro puerto es el mayor del Mediterráneo en carga local y sin esa carga local las navieras no habrían elegido Valencia como puerto hub para sus transbordos, ni veríamos a los mega-buques entrar por la dársena. Lo hacen porque somos exportadores/importadores y porque entre las muchas mercancías que salen/entran una parte muy importante es el azulejo. Y si la naviera no tiene in/out, pasaremos a ser un puerto de tercera

Señores Ribo y Puig, las navieras no se van a aliar con ustedes, las navieras no van a pagar ferrocarril de ir y de volver (porque esto será un coste añadido que alguien deberá pagar). Seguirán usando los camiones y seguiremos viendo cómo cada día la V-30 se colapsa, produce mayor coste ambiental, más ralentización de los camiones portacontenedores y del resto de usuarios, mayor coste por desplazamiento y consumo de combustible. Y continuaremos provocando un cuello de botella en el acceso sur, el único que tenemos.

¿De verdad queremos dilapidar millones de euros en obras faraónicas que no nos lleven a nada?

Por favor, amigo Aurelio, házselo ver.

Un empresario más de este puerto.